¿El arte erótico es pornografía?

Una de las dudas que suelen surgir en torno al arte erótico tiene que ver con los límites que se trazan entre este tipo de propuesta artística y la pornografía que vemos en http://drpornogratisx.xxx/tube8-com/, pues de acuerdo con la postura de algunos esta clase de arte puede pasar con cierta facilidad a la obscenidad.

Más allá de lo anterior, para resolver una duda de este calibre es fundamental que se empiece por trabajar en los conceptos del erotismo y a continuación en el de la pornografía, ya que sin esta fundamentación se corre el riesgo de cometer errores de interpretación.

La relación entre el arte erótico y la pornografía

En cuanto se refiere al erotismo hay que mencionar que las personas lo suelen involucrar con el arte, mientras que a la pornografía se la etiqueta casi que automáticamente en el rincón de la obscenidad.

Pese a lo anterior hay que empezar por destacar que el arte es una manifestación de la actividad humana en donde se interpreta lo real o se plasma lo imaginario al recurrir a recursos plásticos, sonoros o lingüísticos. Visto en detalle, el arte erótico en la medida en que se circunscriba a la anterior definición puede ser pensado de este modo sin ningún tipo de problema. Por supuesto el arte erótico se diferencia del arte en sí mismo porque cuenta con un sentido romántico y sexual.

En cuanto a la pornografía la distinción es más compleja porque hay una apertura considerable hacia las malas interpretaciones. En un sentido estricto es un concepto que alude a la genitalidad, a enseñar las relaciones sexuales de modo explícito y en general a que el espectador no deba recurrir a la imaginación.

¿Exhibicionismo puro y duro?

Por eso, tanto el arte erótico como la pornografía son dos formas de exhibición del componente sexuado del ser humano, pero la verdadera diferencia entre ambas corresponde con los acuerdos morales en un momento dado y en una sociedad en específico.

A partir de la anterior discusión habría que presentar como conclusión que para hablar del arte erótico como una suerte de demostración pornográfica todo depende. En otras palabras, será el propio contexto e incluso la persona que esté a cargo de lanzar ese juicio la que va a poder estimar si se trata de un contenido pornográfico o de arte erótico. Claro, siempre existirán acuerdos sociales a gran escala, pero esa es otra discusión.

En conclusión, el arte erótico puede ser situado en una frontera difusa que en la medida en que se ejerza una interpretación va a poder clasificarse como pornografía o en su defecto como arte erótico y nada más que eso. Es aquí entonces donde la idea de la relatividad se hace presente.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *