Historia del arte argentino y mexicano

Tal y como cualquier actividad realizada por el hombre, el arte ha evolucionado favorablemente permitiendo cumplir a cabalidad con su función comunicativa dominada por la estética, es así como por ejemplo, al revisar la historia del arte argentino y mexicano se hace posible dar con identidades que revelan matices culturales de gran impacto, estos son justamente los que revisaremos a continuación.

Al repasar algunos registros en la línea del tiempo es imposible no fijar la mirada en las antiguas civilizaciones pues estas de alguna manera establecieron un aporte trascendente que es el que sirve de adultguia en Pachuca de Soto para marcar un camino rico en talento y destrezas artísticas para este par de grupos sociales.

Un breve repaso histórico por el arte argentino y mexicano

Al hacer referencia al arte argentino, es preciso empezar por rememorar un poco el periodo prehispánico ya que es allí donde las culturas del noroeste ubicadas en los Valles de Catamarca y Salta empiezan a mostrar los primeros trabajos en cerámica, textiles y metales que solían llevar principalmente decorados con figuras geométricas.

Con la llegada del periodo colonial, el aspecto religioso empieza a ser integrado en las diferentes muestras artísticas, posteriormente desde la independencia hasta la década del siglo XX son las escenas de costumbres junto a los retratos las que toman la delantera.

Ahora bien, retomando el pasado del arte mexicano las primeras manifestación suelen empezar con los indígenas quienes le daban gran protagonismo a las escenas religiosas, más tarde con la llegada de los españoles se dio un paso más allá con la preocupación por la ornamentación de las iglesias.

Con un estilo bastante influenciado por lo europeo, solo con la llegada del siglo XX el arte empieza a ser influenciado por la política debido a los múltiples movimientos que se gestaban.

Características del arte argentino y mexicano

En cuanto a las características del arte argentino, es posible notar un cierto aire revolucionario con juegos cromáticos que permitieron la creación de imágenes monumentales con particularidades escultóricas. De la misma manera cabe resaltar el lugar tan trascendente que ocupa el arte abstracto en Argentina y las variadas manifestaciones plásticas en la época de los 80. Sobresale el lenguaje expresionista y ciertamente el gran aporte extranjero siendo en algún momento el promotor de ideas que lideraron las tendencias que se iban desarrollando.

Finalmente, las características del arte mexicano revelan la predominancia de algunas creencias y supersticiones, los tonos extremadamente llamativos con significados emocionales que contrastaban con los tonos opacos del estilo europeo, la continua representación de los objetos cotidianos y las fabricaciones manuales que permitieron el surgimiento de todo tipo de artesanías con gran aceptación. Los temas poéticos fueron una constante como también las escenas de batallas durante la época de la independencia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *